El sector de la educación ha sufrido cambios notables en los últimos años en cuanto a los métodos de enseñanza y aprendizaje, debidos principalmente a la migración y adaptación a las plataformas virtuales. En el último año, por la pandemia mundial, la adopción de estas tecnologías fue acelerada. Estas aplicaciones, también llamadas LMS (Learning Management Systems), brindan herramientas informáticas a los docentes para que puedan impartir sus cursos de manera sincrónica y asincrónica, lo que ha revolucionado la enseñanza- aprendizaje. Pero, ¿Qué tanto beneficio en materia de educación se está obteniendo de este cambio de paradigma?

Aunque los LMS se han extendido como parte fundamental de la transformación digital en las instituciones educativas, la adopción de los mismos por parte de los usuarios no lleva por la pandemia mundial el mismo ritmo. La curva de aprendizaje se sobrelleva de distintas formas, por lo que no todos han tenido o tienen el conocimiento necesario para sacar provecho a las tecnologías. Aparte de que exista una brecha de acceso a recursos tecnológicos, existe también una brecha sobrepuesta a esta, la brecha del conocimiento en el uso de las tecnologías. No todos los que tienen acceso a las tecnologías tienen el conocimiento básico para gestionarlas. Entonces, para aprovechar la irrupción de la tecnología en la educación, es importantísimo contar con usuarios capacitados para la explotación de las mismas.

Las instituciones educativas que no estaban adaptadas, han sufrido esta irrupción con mayor intensidad que aquéllas que ya ofrecían programas de manera virtual. Sin embargo, hoy en día, ya no puede ser una excusa el no estar preparados. Quien tiene la suerte de tener acceso a los recursos tecnológicos, como una computadora y conexión a Internet, tiene acceso también a recursos educativos sobre las tecnologías. En Pupitres hemos hecho para la comunidad educativa de habla hispana, un sitio completo de entrenamiento totalmente gratuito en el uso de Moodle por ejemplo. Este conocimiento debe ser integral, tanto estudiantes, docentes, y administrativos, deben conocer según su rol, cómo gestionar los procesos de enseñanza aprendizaje en estas plataformas.

Por otro lado, las instituciones que se tomen muy en serio la formación de sus usuarios en las nuevas tecnologías, deben invertir un poco más de esfuerzo con tal de proveer, incentivar y evaluar el conocimiento de las mismas. A diferencia del autoaprendizaje, un curso o capacitación especializada, puede beneficios adicionales, tales como:

1. Instrucción pedagógica profesional

Los cursos impartidos por especialistas en pedagogías de formación virtual aseguran una mayor retención del conocimiento.

2. Instrucción técnica profesional

Los cursos impartidos por especialistas en las tecnologías de la educación, procuran que la formación esté mejor fundamentada y que sea más efectiva.

3. Aumento de la productividad

El saber utilizar las herramientas que los LMS, deviene en un incremento y variación de las actividades académicas, lo que estimula para bien la calidad del proceso de enseñanza aprendizaje.

4. Mejora la satisfacción de los usuarios

Cuando se logran explotar las aplicaciones y herramientas de educación virtual, tanto docentes como estudiantes, tienen una mejor experiencia de aprendizaje.

5. Disminución de riesgos

Las capacitaciones disminuyen los riesgos derivados de las malas prácticas, como la pérdida de la información, retrabajos innecesarios, pérdida de tiempo valioso en la preparación de los contenidos virtuales, etc.

Que tu institución saque ventaja de las nuevas tecnologías de la información. Te invitamos a visitar nuestro sitio web para obtener más información acerca de nuestras capacitaciones y cursos. También puedes contactarte con nosotros para solicitar una demostración.